UBICACIÓN

Lo ideal es que busques un lugar cerca a tu trabajo y a los diferentes lugares a los que te desplazas en la cotidianidad. Debido a esto, es importante que revises que tengas cerca el transporte público en caso de necesitarlo. Si tienes hijos o deseas tener, ten en cuenta que la ubicación del proyecto debe tener cosas para ofrecerle a tu vida en familia como: zonas de entretenimiento, instituciones educativas, parques y aquellos espacios o lugares que sean fundamentales para mejorar la calidad de vida de ti y tu familia. Antes de tomar la decisión, fíjate si tiene buenas vías de acceso y diferentes opciones de salida para temas de movilidad.

Ahora, es importante la ubicación del proyecto y de tu apartamento. Si va a ser tu hogar y el de tu familia, revisa que haya una buena iluminación durante el día que mantenga el lugar a una buena temperatura y que le llegue sol por diferentes lados. Sería ideal que tu apartamento esté a una buena altura para que tengas una vista agradable de la ciudad o de las montañas. Cualquier opción es buena si satisface las necesidades que tengas dentro de tu hogar; la mejor opción siempre será lo que más se acomode a lo que busques y te haga sentir feliz.

Por ende, el factor de la ubicación es fundamental en un panorama general y particular. Haz un sondeo, no solo del sector en donde estás y lo que te ofrece sino también de donde te paras al estar dentro de tu futuro hogar. Ten en cuenta que las zonas de desarrollo o de transformación urbana se valorizan a mediano y largo plazo. Puede ser un factor a favor al momento de comprar tu vivienda.  

FACILIDADES

Lo primero que debes pensar para tener certeza y tranquilidad al momento de adquirir vivienda es el presupuesto con el que cuentas. Una vez tengas esa cifra en tu cabeza, piensa en lo que puedes comprometerte mensualmente para obtener tu hogar propio.

 Seguimos al segundo paso relacionado con las entidades bancarias. Evalúa qué tipo de créditos y qué ayudas te puede brindar el banco al momento de financiar tu vivienda. Ten en cuenta que debes contar con unos ahorros iniciales para separar tu futura vivienda. Además, debes comprometerte con tu cuota mensual. La buena noticia es que las constructoras somos flexibles en los tipos y plazos de pago. Además, no olvides preguntar o investigar si el valor de tu vivienda entra para algunos de los subsidios que ofrece el Gobierno Nacional. Esta es una gran ayuda para los proyectos VIS y No Vis, debido a que alivia las cuotas mensuales de la vivienda.  

SEGURIDAD

Una vez hayas analizado esto puedes continuar a evaluar la seguridad del sector en el que buscas. Cuando tengas claro por dónde quieres estar ubicado es importante que revises la seguridad en la zona. Lo ideal es que donde esté ubicada tu futura casa sientas paz y tranquilidad, que conozcas el sector y te sientas tranquilo/a caminando por la zona.

Cuando ya se haya revisado todo lo exterior, entra a evaluar lo que hay en el edificio. Revisa si las instalaciones y amenidades del edificio y apartamento cuenta con temas de seguridad básicos como una salida de emergencia, extintores, escaleras, entre otros. Otros puntos importantes en este tema de seguridad es revisar que el proyecto cuente con los códigos de sismo resistencia y normatividad de construcción. Si quieres tener aún más confianza al momento de comprar vivienda, investiga un poco de la constructora que te ofrece el proyecto. Revisa temas como trayectoria, otros proyectos y comentarios de otras personas para tener confianza y seguridad en tu decisión.  

TOMA TU MEJOR DECISION

Siguiendo estos simples pasos y analizando el panorama completo vas a poder tomar una buena decisión de vivienda. Recuerda que es importante los detalles del sector, edificio y apartamento. Lo más importante es que esta compra te genere felicidad y tranquilidad, es preferible que te tomes un tiempo y evalúes diferentes posibilidades. Seguir estos pasos te va a llevar a lograr tu mejor inversión y cumplir el sueño de tener un hogar propio.